Presentación | Historia | Peregrinación | Tributo a la Virgen | La Brigada | Actividades Brigada | Anécdotas | Milagros | Contáctenos

LOS MILAGROS

La devoción y la Fe por nuestra Virgencita de Copacabana tiene respuesta más allá de lo imaginable. Cada uno de nosotros es testigo fiel de los milagros personales que ha experimentado a lo largo de nuestras vidas, particularmente en la Brigada se han suscitado casos que son dignos de mención y que relatamos a continuación:

En cierta ocasión un grupo de peregrinos caminaba de Tiquina hacia el Pajonal y llegando al atardecer al 4to retén vieron cómo se acercaba una lluvia con granizo que irremediablemente les alcanzaría, muy apesadumbrados se cogieron de la manos y no les quedó otra alternativa que rezar todos juntos a la Virgencita para que no les llegue la tormenta que se avecinaba. La fuerza de la Fe se hizo notar y para sorpresa de todos la lluvia se detuvo a pocos metros de ellos, al extremo que sintieron humedecerse los zapatos por el salpicar del granizo. Llegaron todos a su destino sin mojarse.

En otra oportunidad a uno de los peregrinos le ocurrió un accidente en el descanso del "Pajonal" al aplicarse por equivocación yodo medicinal tomándolo por colirio, En otras circunstancias podía quedar completamente ciego, sin embargo, una vez más los ruegos a la Virgencita se dejaron escuchar y nuestro hermano peregrino conservó su salud sin que este incidente le afecte en absoluto.

Conocemos muchas otras circunstancias en las que la Fe por nuestra Virgen de Copacabana hizo milagros y nadie mejor que uno mismo ha podido experimentar personalmente la presencia de Dios en cada uno de nosotros por la intercesión de María.

Colaboración de: Esposos Espinoza y Esposos Olaguivel


Presentación | Historia | Peregrinación | Tributo a la Virgen | La Brigada | Actividades Brigada | Anécdotas | Milagros | Contáctenos